X

Eccema

Eccema

Eccema

dermatitis atópica; Dermatitis atópica; Trastornos cutáneos de tipo eccema

El eccema es un trastorno cutáneo crónico e inflamatorio. Puede aparecer como ampollas que se forman costras y se convierten en erupciones escamosas y con comezón, o como manchas secas y gruesas de piel con escamas. El síntoma principal es la picazón y los síntomas pueden aparecer y desaparecer. Aunque el eccema no es contagioso, es muy común. Las personas con eccema a menudo tienen antecedentes personales o familiares de alergias. No hay cura, sin embargo, los tratamientos pueden reducir los síntomas y ayudar a prevenir brotes.

Signos y síntomas

Los signos más comunes de eccema son:

  • Piel seca y con mucha comezón
  • Ampollas con supuración y formación de costras
  • Enrojecimiento de la piel alrededor de las ampollas
  • Áreas crudas en la piel por rascarse, lo cual puede causar sangrado
  • Áreas secas y coriáceas que son más oscuras o más claras que su tono de piel normal (llamado liquenificación)
  • Descamación o engrosamiento de la piel

El eccema en niños menores de 2 años generalmente comienza en las mejillas, los codos o las rodillas. En los adultos, tiende a encontrarse en las superficies internas de las rodillas y los codos.

Causas

Los investigadores no saben con seguridad qué causa el eccema. Puede ser una combinación de factores hereditarios (genéticos) y ambientales. En algunas personas, las alergias pueden desencadenar el eccema. La exposición a ciertos irritantes y alérgenos puede empeorar los síntomas, al igual que la piel seca, la exposición al agua, los cambios de temperatura y el Estrés.

Factores de riesgo

  • Edad joven. Los bebés y los niños pequeños son los más afectados (alrededor del 65% de los casos ocurren antes de la edad de 1 año, y alrededor del 90% ocurren antes de la edad de 5 años).
  • Exposición de la piel a condiciones adversas
  • Vivir en un clima con baja humedad
  • Antecedentes personales o familiares de alergias a plantas, químicos o alimentos
  • No obtener suficiente cantidad de ciertas vitaminas y minerales (por ejemplo, zinc)
  • Vivir en una zona urbana y no rural
  • Obesidad en la adolescencia

El estrés puede empeorar el eccema. Otros irritantes que pueden empeorar el eccema son

  • Lana o fibras sintéticas
  • Ciertos jabones y detergentes, así como perfumes y algunos cosméticos
  • Polvo o arena
  • Humo de cigarrillo
  • Contaminación atmosférica relacionada con el tráfico

Diagnóstico

El médico examinará la piel y hará preguntas acerca de la historia clínica personal y familiar antes de hacer un diagnóstico. Su médico le puede preguntar acerca del estrés en su vida, su dieta, los medicamentos que está tomando, los jabones y detergentes que usa y los productos químicos o materiales a los que usted puede estar expuesto en el trabajo. El médico puede realizar una biopsia de lesión de piel (extirpación de un pequeño trozo de piel), pero no siempre es necesario para hacer el diagnóstico.

Prevención

Reducir el estrés, el nerviosismo, la ansiedad y la depresión puede ayudar a prevenir los brotes de eccema. Se ha demostrado que las técnicas mente-cuerpo, incluyendo la terapia cognitivo-conductual y el entrenamiento autogénico, ayudan. Ambas técnicas también pueden combinarse con el aprendizaje sobre el eccema.

Evitar los huevos, el pescado, los cacahuetes y la soja puede ayudar a algunas personas a reducir los brotes. Pídale a su médico que le ayude a determinar si evitar estos alimentos podría reducir la frecuencia y gravedad de los brotes.

Algunos estudios muestran que los niños que son alimentados exclusivamente con leche materna durante al menos 4 meses tienen menos probabilidades de desarrollar eccema. Esto es particularmente cierto cuando la madre lactante ha evitado la leche de vaca en su propia dieta.

Algunos estudios también sugieren que los bebés cuyas madres tomaron probióticos (“bacterias amigables”) durante el embarazo y la lactancia tenían menos probabilidades de tener eccema hasta los dos años de edad. Un estudio encontró que los niños que recibieron probióticos durante los primeros dos años de vida eran menos propensos a desarrollar eccema que los que no tomaron probióticos. Otros estudios no encontraron asociación. Se necesita más investigación.

Estudios preliminares sugieren que el uso de cremas para la piel que contienen ácidos grasos omega puede reducir la gravedad del eccema o prevenirlo por completo.

Otros estudios preliminares sugieren que los niños que tienen un perro mascota son significativamente menos propensos a tener eccema durante los primeros 3 años de vida que los niños que no tienen un perro mascota.

Tratamiento del Eccema

Los objetivos al tratar el eccema son curar la piel, reducir los síntomas, prevenir el daño de la piel y prevenir los brotes. Desarrollar rutinas de cuidado de la piel, identificar qué desencadena los brotes y evitar los desencadenantes son una parte importante de cualquier plan de tratamiento.

  • Estilo de vida Evita cualquier cosa que empeore los síntomas, como los alérgenos (cosas a las que eres alérgico) y las cosas que irritan la piel. Los alergenos comunes incluyen el polen, los ácaros del polvo y la caspa de las mascotas. Los irritantes comunes de la piel incluyen lana, fibras sintéticas, jabones y detergentes, perfumes, cosméticos, lanolina, ciertos químicos, como cloro y solventes (incluyendo aceite mineral), humo de cigarrillo, polvo y arena.
  • NO se rasque ni frote las áreas afectadas.
  • Proteja la piel de la ropa áspera y de los agentes irritantes.
  • Reducir el estrés con técnicas de relajación.
  • Mantenga su ambiente fresco, con humedad estable.

La piel seca a menudo empeora la afección. Acuérdate de hacerlo:

  • Evite los baños o duchas calientes; lo mejor es el agua tibia.
  • Lávese o báñese lo más rápido posible para reducir el contacto con el agua.
  • Use un jabón suave o un limpiador sin jabón, o menos jabón de lo normal.
  • Hidratar. Aplique loción o crema a los pocos minutos de salir de la ducha o del baño para sellar la humedad de la piel.
  • Compresas húmedas. El paño húmedo macera las vesículas y, cuando se retira, desbarata el área, evitando que se acumulen el suero y la corteza. Las compresas húmedas deben retirarse después de 30 minutos y reemplazarse con un paño recién empapado. De lo contrario, puede producirse irritación.

Los padres pueden ayudar a sus hijos:

  • Distrayéndolos para que no se rasquen la piel seca.
  • Mantener las uñas cortas para reducir las posibilidades de infección al rascarse.
  • Comprender que los problemas visibles de la piel pueden causar estrés social y emocional.
  • Ofrecer apoyo y aliento.
  • MedicamentosLas lociones suaves contra la picazón (Caladryl o Calamine), o los corticosteroides tópicos (hidrocortisona), pueden aliviar los parches suaves, secos y escamosos.
  • El área donde la piel está más gruesa se puede tratar con ungüentos o cremas que contienen compuestos de alquitrán (como la psoriasina), corticosteroides e ingredientes que lubrican o suavizan la piel.
  • Se pueden prescribir corticosteroides orales para reducir la inflamación en casos graves. Los ejemplos incluyen prednisona (Deltasone) y metilprednisolona (Medrol).
  • En raras ocasiones, en casos graves en los que los adultos no han mostrado mejoría con corticosteroides orales, los médicos pueden recetar medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.
  • El médico puede prescribir antihistamínicos en la noche, como difenhidramina (Benadryl), para prevenir el rascado. Estos medicamentos pueden causar somnolencia. También hay disponibles preparados antihistamínicos tópicos (en la piel).
  • Los inmunomoduladores tópicos (TCI) son medicamentos más nuevos que se aplican a la piel para reducir la inflamación. Son libres de esteroides. Los TCI más comúnmente prescritos son el tacrolimus (Protopic) y el pimecrolimus (Elidel). Los médicos recomiendan estos medicamentos sólo después de que otras terapias no hayan funcionado.
  • Los antibióticos orales pueden ser útiles si hay signos de infección secundaria, como pústulas, material purulento y costras.

Cirugía y otros procedimientos

Fototerapia y fotoquimioterapia

El tratamiento con luz ultravioleta puede ayudar en los casos de eccema de leve a moderado en niños mayores de 12 años y adultos. La fototerapia o la fototerapia pueden combinarse con un tipo de medicamento llamado psoraleno. Luego se denomina fotoquimioterapia. Este tratamiento no está aconsejado para quienes sufran de fotodermatitis.

Nutrición y Suplementos Dietéticos Las personas que tienen eccema a menudo tienen alergias a los alimentos, por lo que comer una dieta saludable puede ayudar a reducir la inflamación y las reacciones alérgicas.

Consulte con su médico antes de darle un suplemento a un niño.

Evite la exposición a alérgenos ambientales o alimentarios. Los alimentos comunes que causan reacciones alérgicas son los lácteos, la soya, los cítricos, el maní, el trigo (a veces todos los granos que contienen gluten), el pescado, los huevos, el maíz y los tomates. Existe mucha controversia en cuanto a la manera más efectiva de realizar pruebas para detectar alergias o sensibilidades a los alimentos.

Coma menos alimentos refinados y azúcar. Estos alimentos contribuyen a la inflamación del cuerpo.

Coma más verduras frescas, granos enteros y ácidos grasos esenciales (pescado de agua fría, nueces y semillas).

  • Aceite de pescado. En un estudio, las personas que tomaron aceite de pescado igual a 1.8 g de EPA (uno de los Ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el aceite de pescado) experimentaron una reducción significativa de los síntomas del eccema después de 12 semanas. Los investigadores creen que esto puede deberse a que el aceite de pescado ayuda a reducir el leucotrieno B4, una sustancia inflamatoria que desempeña un papel en el eccema. Hable con su médico antes de tomar aceite de pescado si está tomando medicamentos anticoagulantes y antes de tomar una dosis alta. Si usted está tomando una dosis alta de aceite de pescado, use una marca que elimine la mayor parte de la Vitamina A. Demasiada vitamina A con el tiempo puede ser tóxica.
  • Los probióticos (bifidobacterias y lactobacilos) pueden estimular el sistema inmunitario y controlar las alergias, especialmente en los niños. Se necesita más investigación para determinar si los probióticos ayudarán a reducir los síntomas del eccema. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados deben tener precaución al tomar probióticos. Hable con su médico.
  • aceite de onagra (EPO). En algunos estudios, la EPO ayuda a reducir la picazón del eccema. Sin embargo, otros estudios no muestran ningún beneficio. Las personas que toman anticoagulantes (anticoagulantes) deben hablar con su médico antes de tomar EPO, y usted siempre debe preguntarle a su médico antes de tomar una dosis alta de EPO. Las personas con antecedentes de cualquier tipo de trastorno convulsivo también deben hablar con su médico antes de tomar EPO. Las mujeres embarazadas y lactantes deben evitar la EPO.
  • El aceite de borraja, al igual que el EPO, contiene el ácido graso esencial Ácido gamma-linolénico (GLA), que actúa como antiinflamatorio. La evidencia es mixta, con algunos estudios que muestran que el GLA ayuda a reducir los síntomas del eccema y otros que no muestran ningún efecto. La borraja, como la EPO, puede interactuar con anticoagulantes y otros medicamentos. El aceite de borraja puede ser inseguro para las mujeres embarazadas y lactantes. Hable con su médico.
  • La vitamina C puede actuar como un antihistamínico. En un estudio, ayudó a reducir los síntomas del eccema. Se necesitan más estudios. La rosa mosqueta o el palmitato son libres de cítricos e hipoalergénicos. La vitamina C puede interactuar con algunos medicamentos, incluyendo ciertos medicamentos utilizados para tratar el cáncer, así como medicamentos hormonales. Hable con su médico.
  • La bromelina, una enzima derivada de la piña, ayuda a reducir la inflamación. La bromelaína puede aumentar el riesgo de sangrado, particularmente en personas que toman medicamentos anticoagulantes, como warfarina (Coumadin) y aspirina, entre otros. La bromelina también puede interferir con ciertos antibióticos.
  • Los flavonoides, antioxidantes que se encuentran en las bayas oscuras y algunas plantas, tienen propiedades antiinflamatorias, fortalecen el tejido conectivo y pueden ayudar a reducir las reacciones alérgicas.
  • vitamina D. Estudios preliminares sugieren que el bajo nivel de vitamina D durante el embarazo puede ser un factor de riesgo para desarrollar eccema en el primer año de vida. Otros estudios sugieren que los bajos niveles de vitamina D están asociados con el eccema en niños y adolescentes. La mayoría de las vitaminas prenatales contienen vitamina D. NO tome vitamina D adicional a menos que su médico se lo indique.

Las Hierbas son una forma de fortalecer y tonificar los sistemas del cuerpo. Al igual que con cualquier terapia, usted debe trabajar con su médico antes de comenzar cualquier tratamiento y preguntarle a su médico antes de tomar cualquier hierba. Usted puede usar hierbas como extractos secos (cápsulas, polvos o tés), glicerinas (extractos de glicerina) o tinturas (extractos de alcohol). A menos que se indique lo contrario, haga tés con 1 cucharadita de hierba por taza de agua caliente. Cubierto de 5 a 10 minutos para las hojas o las flores, y de 10 a 20 minutos para las raíces. Beba de 2 a 4 tazas al día. Usted puede usar tinturas solas o en combinación como se indica.

  • Las cremas y bálsamos tópicos que contienen una o más de las siguientes hierbas pueden ayudar a aliviar la comezón y el ardor, y promover la curación. La mejor evidencia es para las cremas de manzanilla (Matricaria recutita). La ambrosía (Stellaria media), la caléndula (Calendula officinalis) y el regaliz (Glycyrrhiza glabra) también pueden ayudar. Hable con su médico o farmacéutico antes de usar estos tratamientos.
  • La crema de hamamelis (Hamamelis virginiana) puede aliviar la comezón. El hamamelis líquido puede ayudar con el “llanto” o el eczema exudante.
  • La hierba de San Juan (Hypericum perforatum), usada como crema tópica, ha mostrado ser prometedora en un estudio. Las personas con eccema que usaron hierba de San Juan en un brazo y una crema placebo en el otro vieron más mejoría en el brazo tratado con hierba de San Juan.
  • La medicina tradicional china (MTC), que utiliza una variedad de hierbas a menudo combinadas con la Acupuntura, parece ser eficaz para tratar el eccema en niños y adultos. En un estudio retrospectivo, los niños con eccema que bebieron té de hierbas Erka Shizheng, se aplicaron una crema de hierbas, tomaron baños de hierbas, y la acupuntura experimentó una mejoría en sus síntomas. En otro estudio, los adultos que recibieron tratamiento individual con MTC basado en sus síntomas de eccema también experimentaron mejoría. Se necesitan más estudios antes de que los médicos puedan recomendar este tratamiento o puedan hablar sobre su seguridad o efectividad.
  • Otras hierbas que se han utilizado para tratar el eccema incluyen la zarzaparrilla (Smilax sp.) y el Malvavisco (Althea officinalis).

Homeopatía Aunque pocos estudios han examinado la efectividad de terapias homeopáticas específicas, los homeópatas profesionales pueden considerar los siguientes remedios para el tratamiento del eccema basados en su conocimiento y experiencia. Antes de prescribir un remedio, los homeópatas tienen en cuenta la constitución de la persona, incluyendo su constitución física, emocional y psicológica. Un homeópata experimentado evalúa todos estos factores al determinar el tratamiento más apropiado para cada individuo. Cualquier remedio que cause agravamiento de los síntomas debe ser descontinuado de inmediato.

  • Caléndula. Se aplica en la piel, especialmente si la zona afectada está inflamada; este remedio alivia, pero no cura, el estado de la piel.
  • azufre. Para el enrojecimiento, ardor, picazón y piel caliente que tiende a empeorar con el lavado y el rascado.
  • Urtica urens. Para sarpullidos grandes y rojos (particularmente los relacionados con alergias) que pican y arden intensamente.
  • Toxicodendro del Rhus. Se utiliza como remedio para la piel inflamada resultante del contacto directo con una sustancia irritante; algunos homeópatas lo utilizan para tratar el eccema.

Masaje y Terapia FísicaUn estudio clínico que examinó los aceites esenciales para el tratamiento de niños con eccema encontró que el masaje con y sin aceites esenciales ayudaba a mejorar las lesiones cutáneas secas y escamosas. Los niños con este problema de piel escamosa y con comezón parecen tener menos enrojecimiento, descamación y otros síntomas si tuvieron masajes entre los brotes. NO use masaje cuando la piel esté activamente inflamada. Los aceites esenciales elegidos con más frecuencia por las madres en el estudio incluyeron la mejorana dulce, el incienso, la manzanilla alemana, la mirra, el tomillo, el benjuí, la Lavanda de espiga y la Litsea cubeba.

Ejercicio

En un estudio clínico, la participación en actividades deportivas grupales regulares durante 3 semanas mejoró los síntomas del eccema. El ejercicio puede mejorar los síntomas debido al impacto positivo que tiene en las emociones. Los deportes deben evitarse durante las peores etapas de un brote.

Climatoterapia

La climatoterapia utiliza la luz del sol y el agua (como el océano) como terapia. El Mar Muerto en Israel es conocido por sus propiedades curativas, y muchas personas con eczema van allí para sentarse al sol y nadar en el agua. Los estudios científicos respaldan los beneficios. Un estudio clínico observó la experiencia de más de 1,500 personas con eccema y encontró que el 95% de la piel se aclaró en personas que habían permanecido en el Mar Muerto por más de 4 semanas.

Medicina Mente-CuerpoLas llamaradas de eczema se asocian con ansiedad y estrés. Varios estudios clínicos muestran que las técnicas de relajación pueden reducir el número de brotes y aliviar los síntomas del eccema. La biorretroalimentación parece ser particularmente útil.

Otras Consideraciones

Comenzar a ingerir alimentos sólidos lenta y gradualmente puede ayudar a prevenir las sensibilidades alimentarias que pueden contribuir al eccema.

Las personas que son alérgicas a la ambrosía, los crisantemos, los asters, la equinácea o la matricaria deben evitar la manzanilla porque pertenece a la misma familia de plantas.

EmbarazoEvitar el uso de bardana y azufre durante el embarazo.

Advertencias y precaucionesLa medicina tradicional china (MTC) para el eccema ha ido ganando popularidad tanto en los Estados Unidos como en el Reino Unido, pero debe tener cuidado. Algunas cremas herbales chinas tienen altas cantidades de medicamentos esteroides. En raras ocasiones, el uso de hierbas chinas orales (como un té) para el eccema ha conducido a daño renal. Si desea probar la MTC para su eccema, busque un profesional respetado de la MTC y asegúrese de que su médico conozca todas las hierbas que está usando, ya sea por vía oral o sobre su piel.

Pronóstico y complicacionesAunque el eccema puede llevar a complicaciones, como infecciones bacterianas de la piel y formación de cicatrices permanentes, en muchos casos se puede controlar fácilmente evitando los desencadenantes y tratando sus parches secos y escamosos. Consulte a su médico si el eccema no responde al tratamiento o si se presentan signos de infección (como fiebre, enrojecimiento o dolor). Con frecuencia, los niños con eccema entran en remisión después de un período de tiempo. La remisión puede durar el resto de sus vidas, aunque la piel puede permanecer sensible y seca.

Los estudios preliminares sugieren que el eccema durante la infancia puede conducir a alergias y asma más adelante en la niñez. Algunos estudios también muestran una correlación entre el eccema en adultos y un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Homeopatia y Naturopatia:
X

Aviso

Para más información sobre tu privacidad Pulsa aquí
Privacy Settings